Logo Initium

Simbolismo

 

Initium

Iniciación

Simbolismo

Doctrina Masónica

Método Masónico

Vía Iniciática y Vía Mística

Masonería Real Arco

Link a la Revista de
Estudios Tradicionales

Contacto

Logo Initium

«La Masonería no ha inventado el simbolismo, sino que lo ha heredado de antiguas tradiciones, algunas de las cuales ya han desaparecido. Las representaciones simbólicas tienen límites menos estrechos que el lenguaje ordinario, y es por este motivo que se muestran como las más aptas para la transmisión de verdades trascendentes. El simbolismo abre posibilidades de concepción ilimitadas, y representa por ende el lenguaje iniciático por excelencia, ligando el presente al pasado y al futuro».

Irène Mainguy, Simbolica Massonica del terzo millennio, pág. 45.

 

«[...] Todo verdadero símbolo porta en sí sus múltiples sentidos, [...] pues no está constituido como tal en virtud de una convención humana, sino en virtud de la "ley de correspondencia" que vincula todos los mundos entre sí; bien que, mientras que algunos ven esos sentidos y otros no los vean o los vean solo en parte, eso no quita que estén realmente contenidos en él, y el "horizonte intelectual" de cada uno es lo que establece toda la diferencia: el simbolismo es una ciencia exacta, y no una ensoñación donde las fantasías individuales puedan darse libre curso».

René Guénon, El Santo Grial.

 

«Sabemos que las más célebres de estas herencias [que ha recibido la Masonería como "depósitos" de organizaciones iniciáticas anteriores] son el Orfismo y Pitagorismo, de los griegos, y los Collegia Fabrorum, de los romanos, que suponen tradiciones desaparecidas, y, luego, la Orden del Templo y el "Colegio Invisible" de la Rosa-Cruz, recogidas de la tradición cristiana. Los colegios de artesanos fueron fundados por Numa (equivalente romano del Manu védico), que hizo construir el templo de Janus, el dios de las dos caras, cuyo santuario permanecía abierto durante la guerra y cerrado durante la paz. En cuanto a la herencia órfico-pitagórica, religa a la Masonería con la Tradición Primordial, a causa de los vínculos de Pitágoras con el Apolo délfico e hiperbóreo. La Masonería ha permitido así que elementos relevantes de civilizaciones muertas, permanezcan vivos, y dejen, de esa forma, de ser tan solo "vestigios" del pasado, para seguir siendo "gérmenes" para el futuro».

Denys Roman, René Guénon y los destinos
de la Franc-Masonería, Prólogo.

 

«[...] El símbolo del Gran Arquitecto del Universo no es en absoluto la expresión de un dogma, y, si se comprende como es debido, puede ser aceptado por todos los Masones, sin distinción de opiniones filosóficas, pues ello no implica en absoluto el reconocimiento por su parte de un Dios cualquiera, como se ha creído muy a menudo». «[...] el Gran Arquitecto del Universo constituye únicamente un símbolo iniciático, que debe ser tratado como todos los otros símbolos, y del cual se debe buscar antes que nada hacerse una idea racional; es decir, que esta concepción nada puede tener en común con el Dios de las religiones antropomórficas, que es no solamente irracional, sino incluso antirracional».

René Guénon, La ortodoxia masónica, y
Acerca del Gran Arquitecto del Universo.

 

Logo Initium